miércoles, 4 de mayo de 2016

LA MAGIA EN EGIPTO: SU VÍNCULO CON LA MANO ZURDA, EL ORIGEN DEL GESTO DE CRUZAR LOS DEDOS Y LOS TRUCOS DE LOS MAGOS


“Diez medidas de magia vinieron al mundo. Egipto recibió  nueve. El resto una.” El Talmud.

En el antiguo Egipto la magia estaba estrechamente ligada a la religión. Entre ambas no existía una línea clara de separación, por lo que los antiguos egipcios participaban en las festividades de los grandes templos y confiaban en sus sacerdotes de la misma manera en que  acudían a magos para realizar conjuros  en tumbas, templos u otros lugares, ya que existían hechizos de todo tipo (para atraer el amor, la suerte, adquirir más protección en esta vida o en el Más Allá, etc).

El origen de la palabra magia:

Originariamente el término “magia” era utilizado por los griegos para denominar a una tribu del Cercano Oriente: La tribu persa de los Magoi. No obstante, posteriormente este término se empleó también para referirse a su casta sacerdotal, la cual realizaba ciertas prácticas religiosas y funerarias pertenecientes a  su religión, el zoroastrismo.

La Biblia  en el Evangelio de Mateo menciona a unos magos que buscaban a Jesús:

Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?».  (2, 1-2)

Como podemos observar no menciona sus nombres ni especifica que tengan el título de reyes, aunque así haya quedado arraigado en la tradición católica al influenciarse de datos aportados por evangelios apócrifos. Siendo mas concretos es en el evangelio de  Tomás donde se les cataloga de reyes, y en el  Evangelio armenio de la infancia, y en el texto “Excerpta latina bárbari” donde especifican sus nombres.


Pero volviendo al tema que nos atañe, ¿Quiénes son esos magos que cita la Biblia? Es muy probable que se esté refiriendo a esa casta sacerdotal anteriormente citada y que se esté tratando de reforzar y reflejar el incremento de conversiones a la religión cristiana subrayando el hecho de que ni más ni menos que sacerdotes de otra religión y de un lugar lejano se cristianizaron.
Paulatinamente el vocablo griego "Magoi" fue influenciándose con la palabra griega Goes (γόης), que hacía referencia a aquellos poseedores de otras formas de conocimiento esotérico y practicantes de alquimia, de forma que ese es el significado que sobrevivió para este término.

La magia en Egipto:


Como todos sabéis yo, Thot, soy el dios de la escritura y de la sabiduría, pero también de los hechizos  mágicos y de los conjuros. Con la palabra  cree el mundo.
En Egipto el vocablo que tenían para designar a la magia era Heka, y así fue como llamaron al dios de la magia. Heka  significa  literalmente “Activar el Ka”, o sea, la fuerza vital.

Heka

El nudo mágico.





















Al igual que yo, Heka también es representado en jeroglífico  con elemento del nudo mágico. La magia del nudo consistía en formular conjuros mágicos que atasen a otras personas bajo determinadas circunstancias. Este nudo mágico lo tomarían posteriormente los griegos de los egipcios y lo plasmarían en mitos como el del nacimiento de Hércules. En este mito el dios Zeus yace con la mortal Alcmena y la queda embarazada. Hera, la esposa de Zeus,  odiando el fruto de su infidelidad quiso impedir el parto creando un nudo mágico cruzándose de piernas, brazos  y dedos. Finalmente el niño nació cuando Hera fue distraída y sin darse cuenta deshizo sus nudos.
Por este motivo, hoy en día las personas siguen utilizando esta fórmula mágica cruzando los dedos cuando  piden un deseo  o dicen una mentira.

La mano izquierda en Egipto:


El faraón en en el Antiguo Egipto es quien mantiene la energía mágica  para que siga estabilizado el país y permita que el sol vuelva a nacer.
El primer faraón que hizo inscribir por primera vez las fórmulas religiosas que constituyen el ritual funerario fue Unas o Unis. Este faraón fue el noveno de la V dinastía (Siglo XXIV a.C) Las fórmulas las hizo inscribir en las paredes internas de su pirámide levantada en Saqqara y son conocidas como los Textos de las Pirámides. Hasta ese momento fueron transmitidas por vía oral. (Más adelante también se grabarán o pintarán conjuros en los sarcófagos.)

En uno de estos textos podemos leer la siguiente inscripción que demuestra como en Egipto la mano izquierda era la mano de la magia: “Los poderes de Unis están en su torso” “He llenado mi vientre con la magia y sale por mi mano izquierda".

Con el tiempo y la influencia de otras religiones que trataban de demonizar todo lo relacionado con las demás creencias, la mano izquierda, la mano de la magia pasará a ser la mano de las brujas, la mano siniestra.
Textos de la pirámide de Unis
Textos de la pirámide de Unis










Magos egipcios:


Uno de los magos más famosos del antiguo Egipto fue Dyadyaemanjal. A él  acudió el faraón Seneferu, perteneciente a la IV dinastía (2614 a.C -  2579 a. C). Una antigua leyenda cuenta que el faraón Seneferu decidió dar un paseo en barco junto a 20 hermosas mujeres. Durante el trayecto a una de ellas se le cayó al río un valioso colgante que portaba en su cuello. La joven se entristeció y el faraón le prometió que lo recuperaría. Acto seguido Seneferu  mandó llamar al mago Dyadyaemanj para que hiciera uso de sus poderes y recuperase la joya.  El mago pronunció unas palabras y las aguas del río se abrieron en dos de forma que el colgante pudo ser recogido por el mago.

 ¿Pronunciaría el mismo conjuro Moisés en el mar Rojo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario